El algodón no engaña. El cáñamo tampoco.

Fibras de cáñamo @HempFlax

Fibras de cáñamo @HempFlax

Empecemos por algo tan simple como el cáñamo en números, centrándonos en EE.UU:

25.000 – es el número de los distintos productos que llevan cáñamo en su composición.
2 billones de dólares – es el valor estimado del cáñamo importado.
450 millones de dólares –  es el valor estimado de la industria del cáñamo en Estados Unidos.
11 – número de Estados que han legalizado la producción de cáñamo industrial.
0 – número de granjas de cáñamo que han recibido permiso de la Drug Enforcement Agency para cultivar cáñamo en los Estados Unidos.

Dicho esto, añadamos algo más a la lista: el cáñamo detiene la propagación de las bacterias estafilococos (SARM). Tal cual, puede sonar un tanto “científico” pero la explicación es fácil. Y la solución al problema, muchísimo más.

El estafilococo  (SARM) es una bacteria muy extendida a lo largo y ancho del mundo, estimándose que una de cada tres personas están colonizadas, aunque no infectadas, por ella. De hecho, puede producir varias enfermedades, que van desde infecciones cutáneas y de las mucosas (relativamente benignas), tales como foliculitis, forunculosis o conjuntivitis, hasta enfermedades de riesgo vital, como meningitis o neumonía. Además, también puede afectar al aparato gastrointestinal.

El contagio se produce por contacto directo con objetos contaminados, como por ejemplo toallas, sábanas, cortinas y ropa en general. Por esa razón, son muchas las personas que se infectan en hospitales. Según el diario San Francisco Chronicle, se estima que cada año 2 millones de estadounidenses se infectan durante su estancia en el hospital  y que, por lo menos, 90 mil de ellos mueren. Son cifras escalofriantes y, más aun, sabiendo que existe una forma de evitarlo.

La cuestión es que se ha demostrado científicamente que las telas fabricadas con cáñamo, son resistentes a esta bacteria. Lo que no han logrado ni el algodón, ni el poliéster, ni el nylon, ni un sinfín de fibras sintéticas.

La investigación se inició a raíz de que un laboratorio decidiera analizar algunas muestras de tela de cáñamo de la compañía EnviroTextile. Esta empresa cuenta con más de 100 tipos de cáñamo, y de tejidos mezclados con él, para adaptarse a cualquier aplicación de tejido tradicional. Así pues, las pruebas se hicieron contra dos cepas de bacterias: la Staphylococcus aureus (estafilococo) y la Klebsiella pneumoniae (neumonía). El material analizado era una mezcla, concretamente un 60% de cáñamo y 40% de rayón. La muestra de ensayo por estafilococos tuvo un porcentaje del 98,5% libre de bacterias durante la primera medición, mientras que la muestra de tejido por neumonía tuvo un 65,1% libre de bacterias.

Bacteria de estafilococo (SARM)

Bacteria de estafilococo (SARM)

Estos resultados, incluso antes de finalizar las pruebas, muestran claramente la capacidad única que tienen los tejidos de cáñamo de matar las bacterias y reducir su propagación, algo que se convierte en indispensable, especialmente cuando se habla de centros de salud.

Otros estudio, como el que publicó el Journal of Clinical Microbiology (American Society for Microbiology ) determinó la supervivencia de 22 de estas bacterias en cinco materiales hospitalarios comunes: 100% de algodón suave (ropa), 100% algodón terry (toallas), una mezcla de poliéster y algodón, 40% y 60% respectivamente (en pijamas de quirófano y batas de laboratorio), 100% poliéster (en cortinas de privacidad), y el 100% de plástico de polipropileno (el que se da en forma de salpicadura en los delantales). Se concluyó que todas las cepas analizadas sobrevivieron durante al menos 1 día y, algunas, sobrevivieron durante más de 90 días en los diferentes tejidos.

De este modo, y dada la larga supervivencia de estas bacterias  tanto en telas hospitalarias de uso común, como pijamas de quirófano, batas de laboratorio, sábanas, cortinas de privacidad e incluso  en prendas de trabajadores, existe la urgente necesidad de aplicar procedimientos de control. De entrada, las desinfecciones meticulosas para limitar la propagación de estos microrganismos y el consiguiente contagio a humanos, son clave. La pregunta que se lanza al aire es, si el cáñamo puede sustituir cada uno de estos elementos hospitalarios propensos a la transmisión y así evitar cualquier contagio, ¿por qué no hacerlo?

Tal y como afirmó  Kathy Warye, ex Presidenta Ejecutiva de APIC (Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology/ Asociación de Profesionales para Control de Infecciones y Epidemiología) “Este estudio es una verdadera llamada de atención a los trabajadores de los centros de salud, ya que presenta una imagen mucho más completa sobre esta cuestión”

Piel infectada por SARM

Piel infectada por SARM

Warye también afirmó que deberían ser los propios hospitales los que realizaran estudios para conocer los riesgos de SARM y que, incluso, debería aislarse a los pacientes infectados. Medidas drásticas para un problema que no debe infravalorarse, dado el alto riesgo de contagio que produce esta bacteria. De hecho, cada vez que estas bacterias se tornan más resistentes a los antibióticos, disminuye  la capacidad humana para controlar su propagación con tratamientos comunes.

Por este motivo, y aunque en los últimos años el cáñamo haya adquirido una incomprensible mala fama (véase el caso estadounidense), no debemos olvidar que, antaño, era un elemento imprescindible. Efectivamente, eran los propios gobiernos los que alentaban su cultivo y hasta los uniformes militares estaban fabricados con dicho tejido.

Hoy, por fin, que se ha retomado el pasado. Frescas las memorias y recuperados los recuerdos de lo que, años ha, fue un material imprescindible para todos los sectores de la época industrial, parece que, poco a poco, vuelve a reconocerse ese “savoir faire” incomparable del cáñamo.

 

Fuente: http://sensiseeds.com/es/blog/el-algodon-no-engana-el-canamo-tampoco/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s